Todo se ve mejor por las mañanas

Posted on Actualizado enn


Abrir los ojos. Despertar. El negro que se escurre entre luces y colores. Amanecer. El trino de los pájaros, el suave murmullo de los árboles mecidos al viento, el calor del sol atravesando las persianas. La mañana. El hambre surgente desde el vientre, carcomiendo las entrañas. Desayunar. Imagino las tostadas calientes sobre la mesa, el aroma del café recién hecho, el cuchillo sobre la manteca, el dulce de ciruelas desbordando por la rodaja de pan tostado. Saborear. Me levanto apresurado. Un fuerte tirón sobre mi muñeca que me arroja sobre el suelo frío, sucio, con olor a rancio. Amanecer. Lo intento de nuevo. Despertar. El ruido de las cadenas arrastrándose junto a mí me recuerdan a los pájaros y a los árboles. La mañana. Abro los ojos y la ilusión que se hace a un lado. La realidad es muy distinta de lo que se sueña. Desayunar. El hambre quema mi estómago. Ya ni cuento los días en que probé una comida de verdad. Un pedazo de pan en la esquina, duro, enmohecido por fuera, lo devoro insaciablemente. Saborear. Un sorbo de agua servido en el cuenco de mi mano, agua sucia y turbia estancada en un jarro viejo y oxidado. Despertar. El ruido de otras cadenas a lo lejos, aquí cerca. Amanecer. Dormir con las mismas ropas día a día. La mañana. Las persianas que se trastocan en rejas apretadas contra el sol que se escurre apenas por una ventana. Desayunar. Una hambrienta camada de gusanos sobre la rodaja de pan enmohecida, los aparto. Saborear. En mi encierro, todo se ve mejor por las mañanas…

© Federico G. Rudolph, 2011

About these ads

2 comentarios en “Todo se ve mejor por las mañanas

    Anónimo escribió:
    30 abril, 2012 en 5:34

    Hola, acabo de encontrar este tu rincón y me parece una gozada. Eres limpio en la escritura, sencillo en las formas y comprometido en el fondo. También humilde (algo valioso y difícil de encontrar en este mundillo). Me guardo tu enlace para leerte mientras desayuno. No se encuentran estas perlas entre la ropa sucia tan frecuentemente.
    Un abrazo,
    Mercedes

      federicorudolph respondido:
      30 abril, 2012 en 18:36

      Gracias Mercedes. Me alegro que te guste. Busco no defraudar al lector, escribiendo lo que a mí me gusta leer. Te dejo mis saludos. Federico.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s